El 26 de noviembre de 1941,  Felipe Ángeles fue nombrado, en la Cámara de Diputados en Pachuca, Hidalgo, “Hijo Predilecto del Estado”. Ese mismo día su urna fue
depositada, con honores militares, toque de silencio, en el Panteón Municipal de Pachuca.