Secciones

Mamuts en el AIFA, tecnología MIC aplicada en su salvamento

  Estás en > Proyecto AIFA> Historias del AIFA

Durante las obras de la construcción del Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles (AIFA), se han hallado 142 puntos de hallazgo con restos diversos de fauna, entre ellos más de 70 mamuts, además de caballos, camellos y bisontes. También se han rescatado 21 osamentas humanas.

Este salvamento arqueológico se ha realizado en plena coordinación de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en apego a las indicaciones de personal experto de ese Instituto, dando prioridad a los hallazgos y acatando las disposiciones del INAH antes de proceder con los trabajos de construcción.

Ejemplo del trabajo en coordinación y conjunto entre el INAH y la SEDENA, es la aplicación del Modelado de la Información de la Construcción (MIC) en los sitios y labores de salvamento arqueológico, siguiendo las instrucciones giradas por el propio General Secretario de la Defensa Nacional, en lo concerniente a brindar todo el apoyo institucional al trabajo conjunto con el INAH. Se trata de una tecnología utilizada en la construcción del AIFA, y que mediante un escaneo láser por nube de puntos permite tener un modelo tridimensional de los sitios de hallazgo.

“Nosotros regularmente dibujamos con plomo y cinta métrica directamente en campo. Gracias a la tecnología que nos proporciona MIC podemos tener acceso a un escaneo láser…. es una nube de puntos que nos permite obtener las medidas y posición de los hallazgos arqueológicos y paleontológicos en una escala de 1:1”, explica el arqueólogo del INAH, Alberto Frutos. El arqueólogo afirma: “gracias a la apertura que hemos tenido en la colaboración con el ejército, hemos obtenido el acceso a tecnologías que a veces no son muy comunes dentro de nuestra práctica.”

La tecnología del modelado de la información de la construcción, MIC, consiste en la utilización de un escáner láser que emite miles e incluso, millones de puntos, para obtener una posición exacta y fidedigna del sitio y la ubicación de los hallazgos así como el tamaño de los mismos. El arquitecto Eduardo Sosa, parte del equipo de MIC que trabaja en las obras del AIFA, lo define “es un escáner que trabaja a un millón de puntos por segundo, entonces con esto se obtiene muchísima más información que con cualquier otro método tradicional”.

El trabajo es coordinado y en conjunto, Cuando el INAH da aviso al área encargada del MIC, esta se traslada al punto en cuestión y realiza en levantamiento de la nube de puntos, “la potencia de nuestra tecnología a disposición del INAH para ofrecer el registro paleontológico”, afirma el arquitecto Sosa. .

El ejército ha colaborado en todo momento con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, para garantizar el salvamento de la mayor cantidad de hallazgos. El Dr. Rubén Manzanilla del INAH lo resume, “es una oportunidad que se le ha dado al INAH de tener una colección paleontológica de la magnitud que se ha dicho ya muchas veces que de otra manera no hubiera sido posible obtener”. La colaboración del ejército con el instituto ha favorecido a todos, ya que se ha agilizado el registro de los hallazgos.

Más información en Salvamento Arqueológico en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia.