México en la II Guerra Mundial

  Estás en > Historia> FAM y Ejército

Durante la Segunda Guerra Mundial, el General Manuel Ávila Camacho, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, señaló que existía “el compromiso moral de coadyuvar al triunfo común contra las dictaduras nazi fascistas”. El envío de tropas al teatro del Pacífico ratificó la posición de nuestra nación para tomar la resolución que exigía el honor de la patria, defendiendo así los valores supremos de libertad y respeto entre las naciones.

El personal fue seleccionado entre pilotos y mecánicos de la Fuerza Aérea, del Estado Mayor, del Cuerpo Médico y de Comunicaciones del Ejército, así como de personal civil habilitado como armeros de materiales de guerra. La Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana quedó bajo el mando del Coronel Piloto Aviador Antonio Cárdenas Rodríguez y el Escuadrón 201 al mando de Cap. 1/o. Piloto Aviador Radamés Gaxiola Andrade.

El 16 de julio de 1944 se pasó revista a los cerca de 300 hombres de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (Escuadrón 201) en el campo de Balbuena; el 24 de julio de 1944, el personal se trasladó a Estados Unidos para realizar adiestramiento avanzado con el propósito de crear una fuerza capaz de operar en forma independiente, con aviones de caza P-47 en las bases aéreas norteamericanas de Randolph Field y Greenville en Texas y Pocatello, Idaho.

Un piloto en entrenamiento.

El 29 de diciembre de 1944, el Senado de la República autorizó al Presidente de la República el envío de tropas a ultramar, decidiendo el gobierno de México que sus fuerzas participaran en la liberación de las Filipinas, debido a los lazos históricos y culturales existentes entre ambas naciones.

El 23 de febrero de 1945, en la base norteamericana de Majors Field, Texas, la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana fue abanderada en ceremonia solemne por el General Francisco L. Urquizo, entonces Subsecretario de la Defensa Nacional, en representación del Presidente de la República. La F.A.E.M. (Escuadrón 201) salió de San Francisco, California, a bordo del buque “Fairisle”, el martes 27 de marzo de 1945, con destino a Manila, Filipinas.

La unidad desembarcó en Manila el 1 de mayo de 1945 y quedó establecida en el fuerte Stotsenburg y en Porac, en el área del Campo Clark, donde hizo adiestramiento avanzado de combate, en tierra y en vuelo. La F.A.E.M. quedó integrada al 58/o. Grupo de Pelea, del Quinto Comando de Pelea, de la Quinta Fuerza Aérea; realizó sus misiones de combate bajo este encuadramiento táctico a partir del 4 de junio de 1945.

Explicación de una operación entre los integrantes del Escuadrón 201 para una misión en las Filipinas.

Formación de los aviones que integraron el Escuadrón 201.

Entrada del Escuadrón 201 a la Ciudad de México.

El Escuadrón Aéreo 201 realizó sus operaciones de junio a agosto de 1945. La mayoría de las misiones fueron de apoyo a fuerzas de tierra a bordo de aviones Thunderbolt P-47. También colaboró en misiones de barrido aéreo, de interdicción y de escolta de convoy naval en el área del suroeste del Pacífico y voló en misiones de traslado de aeronaves en zona de combate.

La F.A.E.M. (Escuadrón 201) condujo 96 misiones de combate en apoyo a las fuerzas terrestres aliadas. Participó activamente en los bombardeos de Luzón y Formosa, hoy Taiwán. En total voló 2,842 horas en el Pacífico, de las cuales: 1,970 fueron en misiones de combate; 591 en zona de combate y 281 en vuelos de entrenamiento previo.

Al teatro del Pacífico se trasladaron 289 mexicanos, cinco murieron en combate y uno por enfermedad. En Estados Unidos fallecieron cuatro elementos en entrenamiento.

Después de combatir valerosamente, la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (Escuadrón 201) se trasladó en reserva a Okinawa, y entró victoriosa a la capital de la República Mexicana el 18 de noviembre de 1945.

Cabe destacar que durante la bienvenida a esta unidad aérea, el Presidente de la República, Manuel Ávila Camacho, dio cuenta de los siguientes hombres caídos en combate, quienes con honor pasaron a la “veneración eterna y al recuerdo de nuestro pueblo”:

  • Capitán 2/o. Piloto Aviador Pablo Rivas Martínez.
  • Teniente Piloto Aviador Héctor Espinosa Galván.
  • Teniente Piloto Aviador José Espinosa Fuentes.
  • Subteniente Piloto Aviador Mario López Portillo.
  • Subteniente Piloto Aviador Fausto Vega Santander.

Sobrevivientes de la F.A.E.M. Frente al monumento en su honor.

En 2004, la Comisión de Gobernación expidió el proyecto de decreto por el que se adicionó la fecha 2 de mayo, como “Conmemoración de la muerte de los pilotos de la Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana, en 1945”, celebrándose cada año con una ceremonia solemne en el monumento a dicho organismo en la primera sección del Bosque de Chapultepec.